Escuela de Espiritualidad y Terapias Energeticas
"Unificacion Universal - Madrid"

Escuela de Espiritualidad y Terapias Energeticas
"Unificacion Universal - Madrid"

 

Terapia- El aceite esencial de incienso

El aceite esencial de incienso (extraido de resina) destruye las células cancerosas y estimula el sistema inmunológico.

El aceite esencial de incienso tiene un aroma balsámico, dulce y cálido con fuertes efectos vigorizantes. Ayuda a crear conciencia e intensificar las conexiones espirituales, a calmar, reducir el estrés y aliviar los bloqueos emocionales.

El incienso (resina) es un componente valioso de los productos para el cuidado de la piel envejecidos y secos, y los antiguos egipcios lo usaban en máscaras rejuvenecedoras. Pero el incienso también tiene efectos terapéuticos, ya que tiene la propiedad de estimular el sistema inmunológico e incluso puede destruir las células cancerosas, como han demostrado varios estudios.

Uno de los estudios recientes más importantes fue realizado por investigadores de la Universidad de Leicester, Inglaterra, en 2013. Los investigadores encontraron que el ácido acetil-11-ceto-beta-boswélico (AKBA) ataca y destruye las células de cáncer de ovario. Los hallazgos fueron particularmente significativos porque mostraron que AKBA tenía este efecto incluso en pacientes con cáncer de ovario avanzado, no solo en estudios de laboratorio realizados en células aisladas.

„Mucha gente consume incienso (resina), sin efectos secundarios conocidos”, dijo la investigadora principal Kamla Al-Salmani. Este hallazgo tiene un enorme potencial para un estudio clínico futuro y, por lo tanto, para el desarrollo de un tratamiento adicional para el cáncer de ovario.

Otro estudio publicado en BMC Complementary and Alternative Medicine en 2009 encontró que el incienso (resina) puede desencadenar la muerte de las células cancerosas de la vejiga al activar varias vías celulares diferentes. Otro estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Nihon en Tokio y publicado en el Boletín Biológico y Farmacéutico, mostró que varios componentes químicos del incienso (resina) lograron matar tres líneas celulares separadas de células neuroblastómicas. El mismo estudio también encontró que el incienso inhibía el crecimiento del virus de Epstein-Barr. Otros estudios han demostrado que el incienso puede matar el cáncer de cerebro, mama, colon, páncreas, próstata y estómago.

Las propiedades anticancerígenas del incienso (resina) provienen en parte de sus fuertes efectos sobre el sistema inmunológico. Un estudio realizado por investigadores del Centro Médico de la Universidad de Baylor encontró que el incienso actúa sobre los genes que ayudan a regular el sistema inmunológico, provocando la muerte de las células cancerosas. Otro estudio, publicado en Phytotherapy Research, encontró que los ratones que recibieron incienso mostraron aumentos en varios marcadores clave de la función inmunológica, principalmente los niveles de glóbulos blancos (linfocitos).

Numerosos estudios han confirmado que el incienso (resina) es un potente antiinflamatorio. Esto puede explicar en parte su utilidad en la lucha contra las infecciones y en el tratamiento de afecciones autoinmunes como el asma, la artritis reumatoide y la enfermedad inflamatoria intestinal. El incienso también se puede utilizar para curar la piel, incluidos el acné y las cicatrices.

El incienso (resina) se puede tomar como un aceite esencial sin diluir aplicado sobre la piel o internamente, unas gotas debajo de la lengua. El incienso también puede inspirarse en el aire. Hay muchas especies de incienso, como Boswellia carteri, Boswellia serrata y Boswellia sacra. Las tres especies mostraron fuertes efectos anticancerígenos en pruebas científicas.



error: Content is protected !!